Cordero crujiente con lechuga

Ingredientes:

 

  • 375 gr de bistec o filete de pierna deshuesada de cordero
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de vino de arroz o jerez seco
  • 2 dientes de ajo cortados en láminas finas
  • 3 cucharadas de harina de maíz
  • 300 ml de aceite de cacahuete para freír
  • ½ pimiento rojo sin corazón ni pepitas, cortado en cubitos para decorar

 

Elaboración;

 

Corta el cordero en tiritas de unos 5 cm de largo y 1 cm de grosor.

Mezcla la salsa de soja, el vino de arroz o jerez y el ajo en un plato no metálico. Añade el cordero y remueve, cubre el plato y lleva a marinar en el frigorífico durante al menos 30 minutos.

Espolvorea la harina de maíz sobre el cordero y remueve para mezclar con la carne y durante el marinado. Pon el cordero sin cubrir en el frigorífico durante 30 minutos más.

Calienta el aceite en un wok hasta que esté muy caliente, pero sin que llegue a humear, Fríe el cordero en cuatro turnos de 3 minutos cada uno, hasta que esté dorado y crujiente. Retira las piezas de cordero del wok con una espumadera y deja secar a un lado sobre papel de cocina. Pon el cordero en un bol y decora con pimiento rojo.

Para servir, dispón la lechuga y las cebollas tiernas en platos separados y deja que cada comensal se sirva su gusto. Rocía la salsa de ciruela sobre la lechuga; a continuación, dispón encima del cordero y las cebollas y rodea con la lechuga.